Juan Carlos I

Un gran clásico para pasarlo bien con tu perro y mucha gente.

A nosotros nos gusta especialmente el parque Juan Carlos I, por varios motivos;

Cuando tienes niños pequeños, hacer planes es complicado, y cuando dos de ellos son mellizos más aun, en casa no solemos cumplir los horarios para ir a sitios, porque literalmente es casi imposible, así que cuando se nos hace demasiado tarde, o la climatología parece que no nos acompañará en la montaña, es nuestra mejor opción.

Otra cosa a tener en cuanta es que tiene una zona para perros muy, muy grande, donde nuestros amigos pueden correr a sus anchas, esta vallado por encima de un metro, aunque eso a nuestra Flix no le importa y si tiene que saltarlo no se lo piensa.

En esa zona hay un par de saltos, un “slalom”, un aro, una empalizada, también hay una “piscina” y por piscina entiéndase un agujero lleno de agua donde algunos se refrescan, hay una fuente para perros, y un montón de bancos en el perímetro del vallado, nuestros perros y nosotros podemos pasarlo francamente bien, si bien es cierto que algunas veces hay alguna pequeña riña por algún juguete, pero en cualquier caso la gente que va allí habitualmente es gente maja y sus perros también y eso se nota.

Nela corriendo en la zona de perros

En el parque podemos ir andando, en patines, corriendo o en bicicleta, si no disponemos de esta, el propio parque las presta, si, si las presta, son inconfundibles son azules de paseo, incluso hay algunos tandems, en este link tenéis más información;

http://www.parquejuancarlos.net/parquejuancarlosi/bici.htm

En resumen, el Juan Carlos I, es un gran parque donde podemos compartir muy buenos momentos con nuestro perro, podemos pasar todo el día allí si así lo deseamos, disfrutando toda la familia, incluidos nuestros perros. En el parque encontramos fuentes y numerosas mesas destinadas a poder comer, hay numerosas sombras y más de un rincón nos sorprenderá…

Hay que recordar que no esta permitido que los perros circulen sueltos sin correa, salvo en la zona reservada a tal efecto. Hay algunas personas que aun así los dejan sueltos en las zonas menos transitadas del parque, tened cuidado, puesto que podéis ser multados por ello. Otra cosa a tener en cuenta y cuidado son; el “lago” artificial y las zonas con agua encauzada, hemos podido ver más de un perro y algún niño, que en un descuido han saltado sin pensárselo mucho.

Nela a la sombra

PROS:

Como he comentado, es uno de nuestros sitios favoritos, por cercanía, facilidad de acceso (cuenta con dos parkings, ademas de las calles colindantes), podemos pasar el día por completo allí, nos pueden prestar bicicletas y la zona de perros es muy grande y ni que decir tiene que para nuestros hijos es un sitio fabuloso, lleno de elementos de juego; columpios, toboganes, “barcos”, “castillos”, etc. Hay una zona donde se pueden volar cometas con relativa facilidad y es frecuente verlas volar.

CONTRAS:

En épocas estivales, la masificación de personas puede dificultar un poco el esparcimiento con nuestros hijos y lo mismo puede llegar a ocurrir con la zona de perros.

JoseA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Excursiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s